Hola mundo!, Hoy vamos a darle una segunda vida a unas lámparas, en este caso no estaban muy estropeadas, pero si que nos parecían un poco sosas, (es fácil, que con el paso del tiempo, sobre todo, las pantallas de permagano por la parte por donde están pegadas se pongan amarillentas, pues con lo que os voy a mostrar, podremos dejarlas súper chulis y como veréis no es nada complicado. !Comenzamos!

MATERIALES:

  • Lámpara con pantalla
  • Tijeras
  • Papel de arroz decorado 
  • Cinta de carrocero 19mm
  • Oro blanco al alcohol de kokolo
  • Pegamento especial papel de arroz
  • Pincel suave y paletina

Ya  que tenemos todos nuestros materiales preparados, comenzamos presentado el  papel de arroz en la pantalla, lo intentaremos cuadrar de manera, que lo desaprovechemos lo menos posible, y lo recortamos a la medida de la misma,(en este caso la pantalla tenía como un filito de tela, podemos intentar dejarlo justo al borde de ese filito o pegar todo el papel en la pantalla, y por encima pegarle la cinta de carrocero, que es lo que he hecho, para  mi, es más fácil).

Una vez que ya tenemos el papel cortado, lo pegaremos  en la pantalla, por la parte del dibujo hacía arriba, echándole el pegamento por encima ,  de dentro hacia afuera,(es  muy importante que sea con una paletina o pincel suave, para que no se nos rompa, ya que si no sabéis de que papel estoy hablando os diré que es un tipo de papel muy finito, que una vez pegado da la sensación de estar pintado ya que apenas se nota.

Dejaremos que seque, una vez que esté bien sequito, si optamos por la opción de colocar el papel sin respetar el filito de tela, ahora con la cinca de carrocero haremos como si fuese el filito original, una vez pegado, lo pintaremos con el oro blanco al alcohol, ( si nunca habéis usado este producto, os diré  que es muy líquido, y que hay que moverlo muy bien, yo suelo utilizar el mismo rabo del pincel para que el producto quede homogéneo). Pues ya tenemos nuestra pantalla terminada.

Una vez que ya hemos dado un cambio a nuestra pantalla, continuaremos con el cambio a nuestro pie de lámpara, esto si que es súper fácil, si nuestra lámpara es de forja, no tenemos que hacer nada, sólo limpiarlo bien, y con nuestro pincel suavito y nuestro oro al alcohol, comenzamos a pintar, si en cambio es lacada, nos facilitará mucho el que agarre la pintura, si le pasamos una lijita muy fina al pie, ya dependerá del color que tenga el pie las manos que tendremos que darle para que quedé bien, a pesar de lo que podamos pensar cuando veamos el bote, y ver que la pintura es muy líquida, os sorprenderá el montón de cosas que podéis pintar con este botecito.

Pues ya hemos terminado nuestro pie, así que a montar la  pantalla encima, y así de bonita ha quedado nuestra lámpara, ¿Que os parece el cambio, os gusta?,  a mi me encanta, es más estas no son las primeras que he redecorado, ¿os animáis?

Un besote familia, seguimos en contacto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito

No hay productos en el carrito.